Mi día empieza la noche anterior

Mi clave para tener un Día Super-Productivo es:

“Mi día empieza la noche anterior”.

Piénsalo…

Si no descansamos bien, no iniciamos el día con energía y lo vivimos muy por debajo de nuestro potencial real.

Si queremos vivir días extraordinarios, tenemos que iniciarlos con el mejor descanso posible.

Yo me levanto a las 5am con energía y entusiasmo porque soy consciente con mi descanso. Me duermo entre las 9:30pm a 10:00pm.

Estas son las únicas 2 alarmas que tengo en mi móvil:

La primera es para levantarme.

La segunda es para prepararme para descansar.

Todos conocemos la importancia del descanso, pero la mayoría de gente no «vive» dicha importancia y demuestra negligencia hacia esta vital actividad.

Y si bien puede parecer difícil acostarse más temprano y dormir más, hoy te propongo un pequeño reto con el cual vamos a dar solución a tu descanso.

A este reto lo llamo:

ACTOR CREADOR vs. ESPECTADOR CONSUMIDOR.

Es simple:

Durante todas las noches de esta semana, en vez de ver televisión o de envolverte en tu móvil, te reto a acostarte 1 a 2 horas más temprano.

En vez de ser ESPECTADOR de la vida de los demás (viendo novelas, películas, y redes sociales), decide ser el ACTOR de tu vida e invierte tu tiempo en tu descanso, para que al día siguiente tú puedas VIVIR A TU POTENCIAL REAL.

En vez de ser un CONSUMIDOR del trabajo de los demás (usando juegos, y apps), te reto a ser CREADOR y a invertir tu tiempo en MATERIALIZAR TUS IDEAS.

Levántate más temprano, y utiliza tu potencial para construir tus sueños.

Simple.

Cuando vives a tu potencial y construyes tus sueños, tú no necesitas “escapar” en el entretenimiento, porque tu vida te entretiene y te llena.

Para cumplir, pon una alarma en tu móvil 30 minutos antes de acostarte. Cuando la escuches, termina tus actividades y prepararte para acostarte e iniciar tu próximo día.

¿Aceptas el reto? Déjame un comentario y dime: ¡Leo, acepto!

Vamos, ¡toma el reto!

Insisto, porque te quiero ver triunfar.

Un abrazo desde Ucrania.

Tu amigo,


Leo A.